¿Cómo influye el color en la venta (o alquiler) de una vivienda?

Influencia del color en la venta o alquiler de una vivienda
- Publicidad -

Cuando estamos buscando una casa para vivir, ya sea para alquilar o comprar, hay dos momentos clave que influyen en la toma de decisión: cuando vemos el anuncio online o en la inmobiliaria, por sus fotos; y cuando lo visitamos.

En la segunda fase, la más importante, es donde decidimos si quedarnos con este inmueble o pasar al siguiente de la lista. Aunque también es cierto que, sin la primera fase, la segunda nunca se llevaría a cabo.

Una vez lograda la atención en fotografías, pasamos a la acción. Nos presentamos a la casa y ella a nosotros, para ver si nos caemos bien y congeniamos. ¿Qué es lo primero que entra por la vista nada más pisar la puerta de entrada?

- Publicidad -

Según estudios realizados en el sector inmobiliario, el color influye en la decisión de compra o alquiler de forma aplastante, junto con el olor, es el sentido humano que más nos hace querer quedarnos a vivir ahí o no.

El color puede ser el de las paredes, el del suelo o quizás el de los tejidos o mobiliario, ¡todo cuenta! Por ello, lo ideal como arrendador o vendedor, es no jugársela y adaptar el tono de la vivienda a uno (o unos) que sepamos que van a salir triunfadores en las visitas a posibles inquilinos o compradores.

¿Qué colores atraen a los usuarios hacia la venta o alquiler de una vivienda?

La eterna duda a la hora de dejar a punto un inmueble para salir al mercado es, ¿de qué color pinto la vivienda?

Para que sea del agrado de la mayoría de los usuarios, lo óptimo es jugar con tonos neutros con personalidad. Es decir, tener colores ganadores como el blanco -un recurso básico-, grises, beiges, etc. para que los potenciales compradores se sientan como en su propia casa.

Añade la personalidad con elementos más pequeños y que se puedan cambiar con facilidad como puedes ser tejidos, accesorios, cuadros, entre otros complementos.

Aunque, además del blanco, muy recurrente y ganador, también hay otros tonos que aportan luminosidad, aire fresco y pureza (aunque éste sea el rey), y hoy vamos a desvelártelos también.

Estos tonos podemos combinarlos con blanco o usarlos como alternativa para salir de lo convencional sin jugársela. Una base blanca siempre es una apuesta ganadora, pero el amarillo es un tono estimulante que puede usarse como complemento a éste primero. Eso sí, hay que usarlo con moderación para no ser malinterpretado por el visitante.

Otro color ideal para dejar listo un inmueble para su venta o alquiler es el azul. Los tonos de esta gama cromática aportan calma y quietud. Son perfectos para zonas de relax y lectura. Los verdes, en su oposición, nos llenarán de vitalidad y juventud. Son más vivos, pero dan más alegría al ambiente que lo tenga.

Color azul en la vivienda

Finalmente, los demás colores que conforman la amplia gama se pueden usar, pero con más cuidado de no incidir muy de lleno. Pequeñas pinceladas que pueden potenciar la reacción psicológica del potencial comprador.

Y, recuerda: con habitaciones de gran tamaño, usa colores oscuros para hacer más acogedora la estancia; en cambio con espacios más pequeños o estrechos, los tonos ideales son los fríos o claros para generar sensación de amplitud.

Fuente: habitissimo

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here