Cómo son las ayudas al alquiler de la Xunta y cómo acceder a ellas

- Publicidad -

Te explicamos los requisitos para optar a las subvenciones que se dan en Galicia para echarte una mano a pagar la renta cada mes

Este viernes comenzó el plazo para pedir las ayudas al alquiler a través de la Xunta de Galicia, una convocatoria que genera mucha demanda, y más teniendo en cuenta cómo han subido los precios últimamente. Pero a la vez, como suele ocurrir con todo lo relacionado con las administraciones, su tramitación genera confusión y dudas. Intentamos arrojar algo de luz para que podáis saber si tenéis derecho a ellas y cómo gestionar todo el papeleo.

 

¿Durante cuánto tiempo recibiré las ayudas?
Las ayudas se dan por un plazo máximo de tres años, pero se tienen que ir renovando anualmente. En el caso de las subvenciones de 2018, tienen carácter retroactivo aunque las pidas ahora y te las concedan con meses de retraso.

- Publicidad -

Así, a efectos prácticos percibirías las subvenciones desde el 1 de enero de 2018 si presentas un contrato con esa fecha o anterior. Para contratos posteriores, la ayuda se concederá desde la fecha en la que hayas empezado a pagar el alquiler.

Cabe puntualizar que este retraso se debe a que el convenio entre el Ministerio de Vivienda y las comunidades autónomas, que cofinancian el Plan de Vivienda, está sin firmar, por lo que el dinero no se recibirá al menos hasta que se rubrique dicho acuerdo.

¿Qué requisitos debo reunir?
En primer lugar, que la vivienda alquilada sea tu domicilio habitual y permanente durante todo el período de concesión.

Además, las ayudas están pensadas para beneficiar a las personas más desfavorecidas, por lo que debes acreditar que los ingresos de la unidad de convivencia del inmueble no superan en 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, unos 1.350 euros. Eso sí, con las siguientes excepciones:

  • Familias numerosas de categoría general o personas con discapacidad no grave. En estos casos el límite máximo de ingresos será de cuatro veces el IPREM.
  • Familias numerosas de categoría especial o personas con discapacidad grave. El límite máximo de ingresos será de cinco veces el IPREM.

Además, ninguno de los miembros de esa unidad de convivencia podrá ser propietario o usufructuario de otra vivienda en España ni tener parentesco con el casero o ser socio suyo. Tampoco podrán acceder a estas ayudas los inquilinos de viviendas gestionadas por el Instituto Galego de Vivenda e Solo.

¿Cuánto me van a dar?
Pues como se trata de ayudas gallegas la respuesta es muy sencilla: depende. ¿De qué? Del municipios en el que vivas, de tu edad y de lo que pagues de renta. Por ejemplo, si tienes entre 35 y 65 años te darán el 40% de lo que pagues. En el resto de casos, el 50%.

Además, entre las condiciones que pone la Xunta está el importe del alquiler, que a su vez está condicionado por el lugar en el que se encuentre la vivienda. Si vives en alguna de las grandes ciudades gallegas no podrás acceder a la ayuda si la renta es superior a 500 euros mensuales tal y como puedes observar en la siguiente tabla.tabla-rentas-alquiler

¿Hasta cuándo tengo de plazo para solicitarlas?
Hasta el próximo lunes 30 de julio.

¿Qué documentación debo aportar?
El formulario correspondiente, el contrato de alquiler, la referencia catastral del inmueble, los datos de todos los residentes en la vivienda y sus respectivos justificantes de empadronamiento.

En caso de solicitudes de personas con discapacidad o familia numerosa, los documentos acreditativos correspondientes.

¿Cómo la presento?
Presencialmente en cualquiera de las sedes del Instituto Galego de Vivenda e Solo o en la sede electrónica de la Xunta. En este último caso, es necesario disponer de un certificado digital o de la Chave365, un sistema de autentificación que proporciona el propio Gobierno gallego.

Una vez que formalizo la solicitud y es revisada correctamente, ¿me conceden la ayuda directamente?
No. La Xunta destina casi 15 millones de euros de presupuesto a estas ayudas y cuando se agote esa partida ya no se otorgarán más subvenciones. El criterio de prioridad que se establece es el de necesidad. Así, las unidades de convivencia que dispongan de menos ingresos tendrán preferencia.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here