El decálogo de los errores que no puedes cometer al vender una vivienda

venta-vivienda-errores
- Publicidad -

En ocasiones, poner a la venta un inmueble supone para muchos entrar en un terreno desconocido. Desde Walicia venimos dándote muchos consejos de cómo debes actuar. Ahora es momento de tener en cuenta lo que no se debe hacer.

 

1.- Equivocarte con el precio y hacerte de rogar

En primer lugar, estudia el mercado de la zona en la que encuentra tu inmueble y valora detenidamente el precio que le vas a poner. Como comentamos recientemente, para orientarte puedes utilizar las herramientas online existentes. No pienses en pegar el ‘pelotazo’ porque las personas que se interesen por tu vivienda habrán visto muchas otras y están en disposición de comparar.

- Publicidad -

Una vez que estés seguro de que el precio de venta es el correcto, tampoco debes ser inflexible. Puedes negociarlo –da por hecho que el comprador querrá negociar a la baja- y no sólo económicamente. Puedes prestarte a ceder en alguna cláusula del contrato que no sea vital o acceder a acometer una reforma determinada, por ejemplo.

 

2.- Pensar que la primera oferta es baja y que llegarán otras mejores

Es el clásico error de novato que va muy ligado al anterior punto. Es fácil pensar que, como acabo de poner la propiedad a la venta, no tengo por qué hacer concesiones o puedo esperar ofertas mejores. Puede que sí o, desgraciadamente, puede que no. Y si esto ocurre, ya no hay marcha atrás.

Si realmente le has puesto al inmueble el precio correcto y la oferta se ajusta a él o se acerca mucho, probablemente estás ante tu comprador. Ten en cuenta que conforme pasa el tiempo esa vivienda te sigue generando gastos. Y un piso que está anunciado y no se da vendido empieza a resultar sospechoso para los compradores potenciales.

 

3.- Ocultar información

Sé sincero. En todos los aspectos de la vida es mejor ir con la verdad por delante. En las transacciones, por supuesto, también. A nadie le gusta que le engañen ni llevarse sorpresas desagradables una vez que entra en la casa. Recuerda además que el contrato de compraventa recogerá algunas cláusulas sobre el estado de la vivienda y, si ocultas información, eso puede volverse en tu contra. Tampoco exageres nunca sus virtudes.
Evita además que la primera impresión sea mala. Si las fotos o el plano no se corresponden con la realidad, el comprador se llevará una decepción en la visita. Ojo, esto no quiere decir que no pongas en valor las ventajas de la casa pero lo que quieres es que salga por la puerta con buenas sensaciones. Si se sorprende, que sea positivamente.

 

4.- Tener la casa decorada a tu gusto

Ten cuidado. Sí es necesario que la vivienda presente un buen aspecto y para ello será bueno que esté bien decorada o, al menos, cuidada. Es posible que no quieras decorarla porque ya la has vaciado al no vivir en ella, pero como mínimo debe estar presentable. Lo que no puedes hacer es irte al extremo opuesto preparando la casa a tu gusto con la idea de que así la venderás mejor.
Lo que te gusta a ti le puede horrorizar a otro. Aunque cada comprador adapta luego la propiedad a su gusto, no quieres que se lleve una primera impresión negativa.

 

5.- Dejarse llevar por las emociones

Intenta desvincularte emocionalmente de la casa. Como decíamos antes, en este sentido, que la decoración sea muy personal jugará en tu contra. Asimismo, muchos vendedores ponen su vivienda en el mercado después de haberla habitado durante muchos años y cogerle cariño, por lo que les resulta difícil desprenderse de ella y ponerle un precio adecuado. Si necesitas ayuda en este sentido, te vendría bien recurrir a un profesional inmobiliario que valore todo el proceso de compraventa desde la objetividad.

 

6.- Vender con desperfectos

Vender para reformar no es una mala opción, pero nos obligará a rebajar mucho el precio de venta. Dependiendo del estado del piso podremos acometer nosotros esa misma reforma y revalorizar la casa por encima del coste de la obra. Además, una vivienda reformada tiene más posibilidades de venderse, mientras que una con daños da motivos al comprador para negociar a la baja.

 

7. No dar importancia a las fotos

La presencia en un portal inmobiliario como Walicia resulta hoy en día fundamental para hacer llegar tu vivienda al mayor número de compradores posible. Y cuidar las fotos que subas a internet es tan importante como el precio del propio inmueble. Repasa los consejos que te dimos en su día y, si no te ves capacitado para sacarle el mayor partido a las imágenes, no dudes en recurrir a una agencia que explote el ‘Home staging’. Al fin y al cabo es una inversión y tus posibilidades aumentarán exponencialmente.

 

8.- Anunciar la vivienda en un único soporte

Sube tu casa a Walicia pero no descuides el resto de canales tradicionales. Son básicos y puede que anticuados, pero nunca están de más. Recuerda que tu público objetivo puede ser heterogéneo. Puedes ir desde el tradicional cartel ‘se vende’ hasta las redes sociales pasando por la agencia inmobiliaria.

 

9. Pensar que no te hace falta la ayuda de expertos

Vender un piso suele consumir mucho tiempo y esfuerzos. Si no puede dedicárselos, ponte en manos de un asesor que te gestione el proceso. Date cuenta además de que no se encargará sólo de enseñar la casa sino que luego te ayudará con el papeleo de la compraventa y te podrá dar consejos para que la operación sea lo más satisfactoria posible.

 

10.- Elegir mal a tu comprador

El mayor error de todos. Aunque lleves tiempo con el proceso de venta y tengas ganas de darle carpetazo, no te precipites. Escoge a un comprador solvente. No es fácil, ya que no le conocerás personalmente pero puedes averiguar de antemano qué método de pago elegirá. Muchos compradores efectúan el desembolso sin pedir hipoteca. Si la tiene que solicitar, intenta asegurarte de que no tendrá problemas con el banco debido a sus ingresos o falta de ahorros iniciales. Eso te hará perder un tiempo valioso y desgastarte.

- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Interesante resumen. Se agradece que desde la redacción de Walicia se dé importancia a la preparación, presentación y decoración del inmueble para vender o alquilar. Eso y la fotografía profesional son las mejores estrategias de marketing inmobiliario para vender al mejor precio y en el menor tiempo posible. Más que probado en Galicia de la mano de CCVO Design and Staging, agencia de marketing inmobiliario – http://www.ccvodesign.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here