El gris para la decoración de tu hogar va a ser tu comodín estrella

Consejos decoración Walicia Sector Inmobiliario Gallego
- Publicidad -

Los colores neutros son los que mejor casan con cualquier otro tono. Eso es de primero de decoración y sabemos que ya lo tenías aprendido.

Si decides alquilar o vender tu inmueble, debes dejarlo apunto para que los futuros inquilinos lo encuentren a su gusto y sin ningún espacio que de la sensación de descuidado.

Es por ello que te aconsejamos decorar y preparar la vivienda con colores neutros, concretamente con gris, el tono que nunca falla en interiorismo.

- Publicidad -

El gris queda genial en paredes, sofás, tapicerías, tejidos y donde quieras usarlo. Y también, como plus añadido, casa estupendamente con otros colores, ¡muchos más de los que imaginas!

Guía para decorar con gris -5 colores-

El color gris, ese tono que está a caballo entre el blanco y el negro pero que, a su vez, tiene una gran gama para elegir. Combina a la perfección con una amplia variedad de colores y nos abre a un mundo de posibilidades.

Por ejemplo, combina el gris y el blanco en tu vivienda de alquiler y ¡triunfa! Es súper fácil que estos dos tonos neutros casen y te den ese toque que necesitas. Además, si lo unes a otro color como el amarillo, la casa se llenará de energía y buen rollo. Tendrás la sensación de estancias más amplias y con más luz.

El siguiente color que pega con el gris es la madera, o el color madera. Combinar estos dos tonos es muy habitual en tendencias nórdicas y en el estilo industrial moderno.

¡Piénsalo! Casi todos los suelos en la actualidad son de madera y el mobiliario también, así que solo tendrás que añadir el tono grisáceo en paredes, tejidos o complementos decorativos.

En el puesto tres encontramos el verde. Combinar el gris con el verde es increíblemente impactante y queda genial en cualquier ambiente del hogar. Si quieres conseguir un efecto moderno, a la par que sofisticado, esta unión es la clave. Eso sí, intenta que, si el verde es oscuro, el gris sea claro y viceversa. Aunque si los dos son claros, ningún problema.

Para nuestra cuarta mezcla encontramos el naranja. Para espacios elegantes y potentes este tono cítrico es el tuyo. Alquila tu vivienda combinando el gris y el naranja, por ejemplo, en un despacho o en el salón. Gris para las paredes y naranja en textiles, complementos, etc.

Finalmente, el combo estrella que te hará recibir visitas de futuros inquilinos 24/7. Se trata de la decoración con gris y negro. Conectando estos dos colores conseguiremos una decoración elegante y acompasada. El gris, de nuevo, es mejor en paredes y de tono claro para dar luminosidad a la habitación y el negro contrasta en muebles, alfombras, texturas, entre otros elementos. A esta mezcla puedes añadir un tercer color en pequeñas pinceladas como el mostaza o el ocre.

¿Habías pensado alguna vez que el gris fuese tan versátil y quedase tan bien en nuestro hogar? ¡Alquila tu vivienda y aplica el gris en todas partes!

Fuente: habitissimo

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here