Los mantenimientos típicos que necesita una casa de alquiler en Galicia

Mantenimiento típicos vivienda alquiler Galicia
- Publicidad -

Para muchas personas, para los gallegos, el hecho de tener una vivienda principal donde asentarse, es decir, como base, y una segunda casa alquilada no es posible.

Siempre se piensa en que necesitaremos una cantidad de dinero sumamente alta para poder comprar ambas y mantenerlas a lo largo del tiempo.

La parte buena es que, a pesar de ser un desembolso muy elevado, muchos propietarios gallegos optan por lanzarse a la piscina y tener una casa para alquilar que le reporte ingresos cada mes. Normalmente, este tipo de casas son herencia de algún familiar o la anterior vivienda familiar que dejó de serlo al adquirir un nuevo hogar de más calidad.

- Publicidad -

¿Qué necesidades tiene una casa de alquiler en Galicia?

Si somos de los afortunados que contamos con una segunda vivienda para alquilar durante periodos del año largos, estamos de enhorabuena. Muchos propietarios alquilan su segunda propiedad por temporadas y reciben una cantidad de ingresos que cubren gran parte de los gastos de la propiedad.

Un lujo casi asequible si sabemos a qué destinamos ese dinero. Si no sabemos en qué se nos va ese dinero, debemos averiguar los gastos que necesita cubrir una vivienda en alquiler para así saber qué parte recibimos como ingresos a nuestro favor.

Una casa en alquiler en Galicia debe estar provista de todo lo necesario para poder habitar correctamente. Dependiendo del tamaño de la casa, un número determinado de personas podrán hacer uso de ella y vivir cómodamente con todo lo necesario hoy día para una rutina doméstica.

Los principales gastos a los que tenemos que hacer frente son los mensuales derivados de la propia vivienda. Si aún estamos pagándola, la hipoteca será uno de ellos, incluyendo intereses, impuestos y seguros.

Si tenemos la suerte de tenerla completamente pagada, esto no hará falta contemplarlo.

Por otro lado, tendremos que pagar los seguros del edificio y responsabilidad, la comunidad de vecinos si pertenecemos a una de ellas, así como los gastos habituales de luz, agua y gas natural. Normalmente no nos corresponde a los propietarios pagar estos últimos gastos, aunque sí tenemos que ser los encargados de pagar en su momento y que nuestros inquilinos nos lo abonen posteriormente por hacer uso de estos recursos en el hogar.

Gastos extra en una segunda vivienda

Además de los gastos habituales que tenemos que pagar derivados de la vivienda en Galicia que tenemos en alquiler, existen otros de mantenimiento habituales en todo inmueble que requieren y que son consecuencia de un uso continuo del espacio.

Hablamos del mantenimiento de todos los aparatos eléctricos, del mobiliario que puede estropearse con el paso del tiempo y de problemas de fontanería o iluminación que puedan surgir en cualquier momento de la habitabilidad de los inquilinos. Como arrendatarios, los inquilinos tienen derecho a exigir que todo lo que incluye la vivienda se encuentre en perfectas condiciones y a pedir que se arregle aquello que se rompa o averíe por un uso cotidiano normal.

Finalmente, tenemos que tener en cuenta los gastos de una puesta a punto cada cierto tiempo. Se trata de realizar una labor de limpieza en profundidad de la vivienda, al menos una vez al año, así como pintura de paredes, re-decoración cuando algo se quede anticuado o proveer de electrodomésticos más eficientes.

En colaboración con habitissimo

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here