Nuevos espacios de trabajo: el trabajador en el centro

Nuevos espacios de trabajo - Walicia
- Publicidad -

Entre los anglicismos que se han ido haciendo un hueco en el mundo inmobiliario nos encontramos con que ‘co-working’, ‘work place’, ‘work place strategy’, ‘corporate real estate’… ya forman parte de la nueva ola de términos que nos ayudan a a definir cuestiones específicas que han ido cobrando importancia respecto a la parte inmobiliaria corporativa.

En septiembre de 2018 tuve la suerte de acudir en Santiago al congreso nacional de CFOs organizado por APD y disfrutar de la visión de algunos de los más destacados directores financieros del país. Si pude sacar una idea principal del congreso fue que las empresas tienden al engagement de los distintos departamentos en su búsqueda del objetivo común corporativo. La parte financiera se alinea cada vez más con la parte comercial o la de gestión de personas (RRHH), etc.

En esta búsqueda de la optimización, el apartado inmobiliario, que representa el segundo gasto más importante de una empresa, ha pasado a suponer una clave muy importante en cuanto a la gestión operativa en varios de estos departamentos, de tal forma que ya hay grandes empresas con departamentos dedicados a la gestión y optimización de los activos empleados para llevar a cabo la misión de la compañía.

- Publicidad -

Hay varios factores que explican esta evolución que, lejos de frenarse, se acelerará con la llegada del ansiado 5G y la evolución del IOT. ¿Cuáles son algunos de estos factores? los que personalmente me parecen más destacables son los siguientes:

Evolución tecnológica: ¿Has visto alguna vez la famosa foto de todos los elementos que había en un escritorio en los 90? Pensar que no hace ni 20 años que dejamos atrás aquella década es increíble. Hemos pasado al paper less y oficinas en las que te sientas en el asiento libre que encuentras, puedes acceder desde cualquier ordenador a tu cuenta de la empresa que, seguro que opera en la nube, los portátiles, tablets y teléfonos móviles han sustituido a todos aquellos aparatos y además podemos realizar el doble de tareas en la mitad de tiempo, muchas de ellas inimaginables en 1999.

Big Data: los avances del punto anterior se unen a la facilidad de medición que tenemos hoy en día. Poder saber cuanto tiempo están los trabajadores en la oficina, qué tipo de tareas realizan, en qué horarios, etc. Es relativamente sencillo con las herramientas y profesionales adecuados. A partir de aquí diseñar los espacios de trabajo de acuerdo a las necesidades de mi empresa en todos estos campos me permitirá optimizar económicamente, dar la mejor respuesta a las necesidades de los trabajadores, diseñar los espacios más útiles y generar ambientes más flexibles y vivibles.

El día que Mikel de CBRE me invitó a visitar la oficina de esta consultora en Castellana y me explicó detalladamente dos de las plantas que ocupan y cómo están implementando esto en empresas de clientes suyos no pude disfrutar más.

Ni que decir tiene que las veces que he estado en las de Savills Aguirre Newman con mi querido tutor en esa joya arquitectónica de Castellana 81 diseñada por Sáenz de Oiza, he podido comentar con él el diseño de los espacios para conformar el ambiente óptimo para la consultora y obtener el aprovechamiento más adecuado de cada espacio. Esa cafetería en el entresuelo me parece de las mejores ideas que se pueden tener.

Certificados de calidad: No nos sorprende oír hablar de certificados Leed, Breeam, Well etc. Una forma de homologar los edificios o espacios de trabajo para garantizar que cumplen con determinados estándares de calidad en cuanto a la sostenibilidad, comodidad, luz, aire, acústica, y en general todos los factores de optimación a nivel arquitectónico y humano. Los inversores no han dudado en lanzarse a reformar los espacios y buscar la calidad para resultar competitivos, optimizar por tanto las rentas y como consecuencia mantener sus activos en el máximo nivel de valor y atractivo. Un síntoma más de la profesionalización de los propietarios y la evolución de la gestión de los activos.

Espacios Co-working: No voy a profundizar, merecen un post en sí mismos, simplemente decir que estos espacios, nacidos en busca de la flexibilidad, están ocupando un hueco muy importante en la actividad inmobiliaria y dan respuesta a más necesidades y empresas de las que originalmente pensábamos. Un ejemplo muy notable son las plantas que Wework ha alquilado en Castellana a una empresa que cuenta con una sede impresionante pero más periférica. A Castellana han destinado a talentos de los más jóvenes porque para las generaciones más jóvenes como los millennialls es muy importante vivir y trabajar en el centro. La atracción y retención del talento es otro de los aspectos que deberemos cuidar para contar con los trabajadores más preparados y motivados.

Hay muchos más aspectos que provocan esta tendencia y cambio de paradigma; estos que he señalado son simplemente los que me parecen más destacables. Me encantaría conocer vuestra visión. Espero escribir algo más acerca del ‘corporate real estate’, ya que abarca más campos y creo que deberá tender a la especialización y el mercado lo irá demandando paulatinamente.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here