¿Tengo que pagar una indemnización si dejo el piso antes de que acabe el contrato de alquiler?

llaves-casa-alquiler
- Publicidad -

Muchas veces los inquilinos se ven obligados a marcharse de la vivienda que tienen arrendada en mitad del contrato. O simplemente quieren irse a una casa mejor. ¿Qué sucede en estos casos? ¿Hay que abonar una compensación al propietario? ¿De qué importe? Respondemos a tus preguntas.

Si habéis vivido de alquiler o habéis sido caseros, como mínimo se os ha pasado la pregunta por la cabeza. Si es que no os habéis visto en esta situación… ¿Qué pasa si el arrendatario deja el piso antes de que termine el contrato? ¿Puede irse sin más? ¿Tiene que pagar una indemnización?

Muchas veces los inquilinos piensan que tienen plena movilidad y que si encuentran un piso mejor o se quedan sin trabajo se pueden mudar sin problemas. Esta última es una de las grandes ventajas de alquilar. Ciertamente, uno puede hacerlo sin muchos quebraderos de cabeza, pero es posible que haya que rascarse el bolsillo.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que los seis primeros meses del contrato atan a ambas partes. El dueño no puede desalojar al inquilino y éste no puede irse sin que ello le genere un coste económico al tener que indemnizar al arrendador.

- Publicidad -

Pero a partir de esos seis meses, la situación cambia porque el residente en la vivienda puede desistir del contrato. ¿A cambio de qué? Según la ley, de nada. El inquilino puede irse libremente siempre y cuando avise con 30 días de antelación, a poder ser de forma fehaciente. Eso sí, si incumple este plazo, tendrá que indemnizar a su casero.

Pero aquí no ha acabado todo. La ley no obliga de por sí a nada, pero sí permite que en el contrato se incluya una cláusula de indemnización en caso de que el morador del piso se quiera ir antes de que termine el contrato. Si ese punto está incluido en el contrato, el inquilino sí deberá pagar por irse.

 

¿Cuánto dinero habría que desembolsar?

Pues concretamente el arrendatario deberá abonar al arrendador una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Y si queda menos de un año, la parte proporcional.

Aunque se trate de una cláusula opcional, debe ser redactada así y no caben otras indemnizaciones mayores. Si las hubiera, serían nulas.

También hay que tener en cuenta que el inquilino puede pedir al propietario que, en caso de tener que compensarle, se coja el dinero correspondiente de la fianza que le debe devolver al rescindir el contrato. No obstante, el casero no está obligado a ello.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here